Catalunya hotel camping rural apartaments viatge platja montanya aventura restaurants
Català  Español  English  Française
vegueries.com
tourism barcelona tourism girona tourism lleida tourism camp de tarragona tourism catalunya central tourism terres del ebre tourism alt pirineu i aran tourism andorra tourism catalunya nord tourism la franja tourism balearic islands
  
Search:    
CATALONIA
THE VEGUERIES HISTORY OF CATALONIA CATALONIAN ART GEOGRAPHY AND MAPS GASTRONOMY FESTIVITIES AND FOLKLORE
SERVICES
HOTELS AND HOSTELS APARTMENTS COUNTRY HOUSES CAMPING RESTAURANTS HOSTAL LODGES & REFUGES SUMMER HOUSES ADVENTURE SPORTS SPA & RESORT WINE WAREHOUSES
TOURISM
FREE MINI-GUIDES VISITS ROUTES REPORTS PANORAMAS 360º VIDEOS ROUTE FINDER
MONOGRAPHS
MEDIEVAL BRIDGES CASTLES IN CATALONIA MYCOLOGY IN CATALONIA DISTINGUISHED BIOGRAPHIES ARTICLES
USEFUL TOOLS
NEWS THE WEATHER
TERRITORIES
BARCELONA GIRONA LLEIDA CAMP DE TARRAGONA CATALUNYA CENTRAL TERRES DE L'EBRE ALT PIRINEU I ARAN ANDORRA CATALUNYA NORD LA FRANJA ILLES BALEARS

Recorrido por los castillos de la Segarra

Text: Consell Comarcal de la Segarra

Printer-friendly version Send to a friend




La comarca de la Segarra concentra una notable cantidad de castillos, casas fuertes y recintos amurallados, los cuales tuvieron históricamente una vida activa más larga que las fortificaciones de otros lugares.

Las fortificaciones de la Segarra, en efecto, tienen su origen en la Edad Media, en el contexto de la expansión de los condados catalanes sobre la Marca o Frontera Superior de al-Andalus, durante los siglos XI-XII. De hecho, en algunos casos estos castillos habían sido antes fortificaciones islámicas.

 
Torre del castillo de Florejacs Torre de Vallferosa


A diferencia de otras fortificaciones de origen medieval del país, los castillos, casas fuertes y recintos amurallados de la Segarra permanecieron habitados y actuando como centros de dominios señoriales después del final de la Edad Media.
En la Segarra, el feudalismo se mantuvo con fuerza durante los siglos XVI, XVII y XVIII, de forma que muchas fortificaciones y los señoríos correspondientes perduraron hasta su abolición en pleno siglo XIX. Estos castillos, casas fuertes y villas de la Segarra todavía nos hablan de unos tiempos duros que fueron, aun así, decisivos para el futuro del país.

Castillo de Aranyó.
El edificio actual es el resultado de las reformas empezadas en 1569 y que cambiaron totalmente la fisionomía de la fortaleza medieval. En realidad, se trató de una verdadera reforma que dio lugar a un castillo-residencia en que las exigencias defensivas se combinaban con la función residencial, solución de compromiso muy habitual de las fortificaciones de la Segarra postmedievals.




Castillo de Montcortés


Castillo de Castellmeià.
El castillo de Meià (castrum Mediani) ya existía en el 1044. El 1132 estaba bajo el dominio de la canónica de la Seu d’Urgell y antes del 1157 pasó a la señoría del monasterio de Santa María de Solsona. La fortaleza de Castellmeià, con una torre circular y una bestorre, que le proporcionan una apariencia robusta y majestuosa, preside la aldea homónima y la pequeña iglesia románica sita en la cercanía. La entrada se hace a través de un portal adovelado coronado por un escudo de los Vergós y la fachada presenta unas ventanas de estilo renacentista características del siglo XVI.

Castillo de Concabella.
Aún cuando conserva algunos elementos más antiguos, actualmente el castillo de Concabella es, más bien, un gran casal renacentista, resultado de obras de reforma empezadas sobre todo a partir del siglo XVI y continuadas durante los cambios de dominio de la época moderna. Es el castillo o casal fortificado más grande de la Segarra.

Castillo de Florejacs.
El año 1082 se documenta por primera vez el lugar de Florejacs (Floriacus) y el 1087 su castillo (Floriachi castre). El primer señor conocido fue Galceran Erimà mencionado el año 1094. A finales del siglo XIII, el castillo de Florejacs pertenecía al dominio de los Alemany de Cervelló, señores de Guimerà, y, como centro de la baronía de Florejacs, cambió de manos diversas veces entre los siglos XIV y XV. Situado en un lugar elevado, el núcleo cerrado se forma a partir del castillo. El castillo, es, actualmente, un gran casal de estilo renacentista. Restaurado modernamente por sus propietarios, hoy es visitable.


Castillo de les Sitges


Castillo de Lloberola.
Es una de las fortificaciones mas interesantes y antiguas de la Segarra. Emplazadas en un lugar predominante, sus restos muestran indicios de tres etapas constructivas sucesivas que han dado como resultado un conjunto monumental complejo. La parte más antigua es, sin duda, preromànica, e incluso es posible que una parte de la muralla que cierra el recinto a la parte norte sea de época islámica. Probablemente, la primera torre de Lloberola data del siglo X y la segunda de hacia el año 1000.

Castillo de Montcortés.
La obra del nuevo castillo de Montcortès, encargada el año 1493 por Joan Sacirera, que deseaba un imponente castillo-palacio según los cánones constructivos de la época, dio como resultado una majestuosa fortaleza hecha con sillares bien escuadrados, de planta rectangular, con portalada adovelada a levante, ventanales y galería de arcos rebajados al piso superior. La parte más imponente del conjunto son las dos grandes torres gemelas cuadradas que presiden la fortaleza y que hacen todavía más grande el contraste entre el castillo y el pequeño núcleo de Montcortès, formado por pequeñas casas de labrador de los siglos XVII y XVIII y la iglesia de Santa Anna, del siglo XVI.

Castillo de Pallargues.
El castillo de Pallargues ya existía el año 1040 (castellum Espalargi). El edificio actual es un casal construido al siglo XVI, posiblemente en el momento en que el antiguo castillo medieval pasó al dominio de los Argençola. Aun así, el conjunto todavía conserva indicios de las construcciones anteriores que permiten proponer tres etapas constructivas principales: una construcción circular que podría haber sido la primitiva redonda del siglo XI; una estructura fortificada de planta rectangular del siglo XIII-XIV, de la cual quedan indicios en los muros actuales, como una ventana cegada y, sobre todo, las puertas de entrada; y la reconstrucción del Cinc-cents que dio origen al castillo-palacio que conocemos hoy. El elemento más destacable es el gran arco gótico de la fachada principal, en el eje del cual se encuentra la ventana de la sala noble y la puerta de entrada.



 
Lienzo de muralla y campanario en Montfalcó Murallat Escudo feudal en el castillo de les Pallargues


Castillo de Molí de Ratera.
El castillo de Rateraya existía el año 1008, cuando era seguramente una fortificación secundaria del castillo de Concabella. El castillo, que a los siglos XIV y XV ya había sido convertido en un gran casal gótico, fue dotado al siglo XVI de un molino que aprovechaba las aguas del Sió. Así, el antiguo castillo fronterizo medieval se convirtió, finalmente, en un complejo militar, residencial y productivo que todavía hoy se puede ver en muy buen estado de conservación, gracias a las obras empezadas por su propietario a mediados del siglo XX.


El lugar de les Sitges se documenta a partir del año 1025 y el castillo homónimo a partir de 1116 (castrum de Ciges). El castillo está constituido por una torre plana rectangular rodeada por una muralla que cierra un recinto con la misma forma. La torre de homenaje es el elemento más notable del castillo. Construida hacia el siglo XIII hace más de 20 m de altura y todavía conserva la apertura correspondiente a la antigua puestra de acceso, situada a unos 8 m de altura. El castillo de les Sitges es el mejor ejemplo de fortificación que conserva un aspecto genuinamente medieval de la Segarra.

Torre de Vallferosa.
Documentada a partir del año 1052, cuando era una de las fortalezas que guardaban la marca meridional del Solsonès. Al principio, el castillo estaba constituido por una torre de planta circular . Esta torre era de dimensiones más pequeñas que la actual, construida a principios del siglo XI. La torre actual es, de hecho, impresionante: 33 m de altura y 12,30 m de diámetro, con una puerta de entrada situada a unos 10 m de altura. La parte superior de la torre, más estrecha que la base, muestra una corona de almenas y las aperturas de los cadalsos situadas a dos niveles diferentes. En la parte baja hay grandes piedras prácticamente sin trabajar. A medida que subimos los sillares son más regulares y más alargados. Todo el edificio era cubierto con un enlucido de color rojizo debido al óxido de la tierra.




Castillo de Castellmeià


Recinto amurallado de Montfalcó.
El núcleo de Montfalcó es un ejemplo excepcional de villa cerrada que conserva en buen estado el muro perimetral con las casas adosadas interiormente. La muralla actual, del siglo XIII, tiene una única puerta de acceso adovellada que da a una plaza central dónde hay la cisterna que, todavía hoy en uso. A parte de un callejón que conduce hasta la puerta de la iglesia, la única calle del pueblo bordea la muralla, todo pasando por el lado del horno, posiblemente comunitario.


    Country Houses Villa Manresana
    Country Houses Cal Maso
    Country Houses Cal Vinyaire





SERVICES
Country Houses COUNTRY HOUSES
TOURIST ROUTES
FESTIVITIES AND FAIRS
OF THE REGION 2020

  Month:


MUNICIPALITIES
OF THE REGION

VEGUERIA OF
LLEIDA
Lleida

Link to us  |  Your Home Page  | 

This page was created by NetCom2 Internet, S.L.. For more information, you can use our Contact e-mail. For technical questions concerning this website, you can contact us by email at webmaster@vegueries.com. This page was last updated the 10/04/2017. Optimum resolution of 1024 pixels.

Please read our Sales of photographs and maps, Privacy Policy and Conditions of Use and Legal Notice.