Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. X Cerrar

Catalunya hotel camping rural apartaments viatge platja montanya aventura restaurants
Català  Español  English  Française
vegueries.com
turisme barcelona turisme girona turisme lleida turisme camp de tarragona turisme catalunya central turisme terres del ebre turisme alt pirineu i aran turisme andorra turisme catalunya nord turisme la franja turismo islas baleares
  
Buscar:    
CATALUÑA
LAS VEGUERÍAS HISTORIA DE CATALUÑA EL ARTE EN CATALUÑA GEOGRAFÍA Y MAPAS GASTRONOMÍA FIESTA Y FOLKLORE
SERVICIOS
HOTELES Y HOSTALES APARTAMENTOS CASAS RURALES CAMPINGS RESTAURANTES ALBERGUES Y REFUGIOS CASAS DE COLONIAS DEPORTES DE AVENTURA BALNEARIOS BODEGAS
TURISMO
MINI-GUÍAS GRATUITAS VISITAS RUTAS REPORTAJES PANORÁMICAS 360º VÍDEOS BUSCADOR DE RUTAS
MONOGRÁFICOS
PUENTES MEDIEVALES CASTILLOS DE CATALUÑA MICOLOGÍA EN CATALUÑA BIOGRAFÍAS ILUSTRES ARTÍCULOS
UTILIDADES
NOTICIAS EL TIEMPO
TERRITORIOS
BARCELONA GIRONA LLEIDA CAMP DE TARRAGONA CATALUNYA CENTRAL TERRES DE L'EBRE ALT PIRINEU I ARAN ANDORRA CATALUNYA NORD LA FRANJA ILLES BALEARS

El arte Renacentista, Barroco y Neoclásico en Cataluña


Renacentista:

A pesar del estancamiento que supuso la política de la monarquía española en los siglos XVI y XVII, el arte renacentista, que surgía del movimiento ilustrado en Europa, llegó a penetrar ligeramente en Cataluña, aunque de forma superficial al principio (Torre Pallaresa de Santa Coloma, Casa de l'Ardiaca en Barcelona, Palau de Lloctinent y Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat).

En escultura renacentista destacan el retablo mayor del Monasterio de Poblet y el corazón de la Catedral de Barcelona por Diego de Siloé.


Barroco:

La pérdida del gusto por los órdenes clásicos de armonía y equilibrio, y la necesidad de impresionar mediante majestuosas construcciones que crearan una imagen de iglesia rica y poderosa, dará lugar al arte barroco en el siglo XVIII, que se manifestará en Cataluña, especialmente en las zonas rurales.

Destacará también la orfebrería, con obras muy trabajadas y de gran sensibilidad. La arquitectura civil también se verá influenciada por el barroco en el Ajuntament de Reus o en la universidad de Cervera.


Neoclásico:

Palau de la Virreina de Barcelona Paralelamente al estilo barroco convivirán, a finales del siglo XVIII y principio del XIX, el neoclasicismo y el romanticismo, que imprimirán un carácter costumbrista a las manifestaciones arquitectónicas y escultóricas (Damià Campeny y Jeroni Sunyol), y preferencias históricas en la obra de Marià Fortuny.

Efectivamente, tanto el romanticismo como el neoclasicismo tuvieron una corta duración, siendo pronto reemplazados por el realismo, que pretendía presentar las cosas de la manera más objetiva posible. A pesar de no ser muy aceptado en la época, por su falta de magnificación, el realismo nos dejó obras de Martí i Alzina, Francesc Torrescassana y Joaquim Vayreda, entre otros.

El impresionismo francés, llegado a Cataluña a mediados del siglo XIX, significó una ruptura con el arte realista, en el intento de plasmar sensaciones visuales en las obras, utilizando el recurso de la luz, especialmente en la pintura (Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Isidre Nonell).


ARTE EN LA PREHISTORIA
Y ANTIGÜEDAD
ARTE EN LA EDAD MEDIA

   » Románico
   » Gótico

ARTE EN LA EDAD MODERNA
Y CONTEMPORÁNEA

Enlázanos  |  Tu página de inicio  | 

Esta página ha sido realizada por NetCom2 Internet, S.L.. Para más información pueden utilizar nuestro e-mail de Contacto. Para cuestiones técnicas concernientes a este website pueden dirigirse por e-mail a webmaster@vegueries.com. La página ha sido actualizada por última vez el 10/04/2017. La resolución óptima es de 1024x768 píxels y color de 16 bits.

Por favor lea nuestra Venta de fotografías y mapas, Política de privacidad y Condiciones de Uso y Nota legal.